Así encontré la motivación para emprender – parte 1

La motivación que requieres para iniciar algo, y luego la motivación que requerirás para continuar ese algo, los considero temas diferentes, en mi caso y hablando sobre emprendimiento así ha sido, así que en este artículo hablo sobre mi experiencia personal de como encontré la motivación para iniciarme como emprendedor.

Conocí el mundo del emprendimiento a mis 31 años, mucho tiempo después de haber terminado la universidad y ya entrado en mi segunda maestría, además estaba en mi sexto año trabajando en una empresa española como gerente de tecnologías.

Parece raro pero así es, en la mayor parte de mi vida nunca conocí a un emprendedor o tuve la motivación de conocer a alguno, incluso en la universidad en la que estudie asistí a un par de concursos de innovación, desarrolle dos sistemas completos que usaban en diferentes departamentos de la universidad y nunca tuve la visión de negocios, y si a eso agregamos que la maestría que decidí estudiar es de las más prestigiosas a nivel investigación, aprendí los algoritmos computacionales más complicados y las bases de la computación como los autómatas o la maquina de turing, pero nunca nada comercial con visión emprendedora o empresarial.

Después de obtener mi maestría en ciencias computacionales, empece a trabajar y nuevamente inicie otro camino en donde ascendí rápidamente por los conocimientos que tenía y la actitud de ir adelante y siempre hacer más de lo necesario. En seis meses había pasado de programador Sr. Java a Líder de proyecto, y en un año ya era jefe del área de desarrollo de software, no pasaron seis meses y ya era gerente de las áreas de tecnología en la empresa.

Lo anterior me llevo a desear avanzar más rápido, pero entonces encontré la estructura de una gran empresa en donde ya no podía ir tan deprisa como deseaba, eso me llevo de nueva cuenta a empezar otro viaje, en esta ocasión fue estudiar una maestría que me diera formación administrativa y empresarial y complementará mi formación técnica, con el objetivo de seguir escalando en la organización para la que trabajaba y claro ganar más dinero. Sin embargo esto no sucedió a pesar de lo que en ese momento yo pensaba era un gasto y que era pagarme una maestría en una de las universidades más prestigiosas de México.

Efectivamente, es ahí donde empece a encontrar la motivación para iniciar, yo no me inicie como emprendedor para cambiar al mundo o para hacerme millonario, mi motivación fue la de querer seguir adelante y en la organización en la que estaba eso parecía imposible o al menos yo lo estaba buscando de forma incorrecta. Eso me llevo a querer tener libertad y no estar a disposición de que alguien más decidiera mi destino, la motivación en mi empezó por la inconformidad de sólo ser empleado.

 

Esa motivación de tener libertad la logré materializar y vislumbrar cuando conocí el caso de un emprendedor Endeavor, ya que como tesina de mi maestría en el ITAM comencé a escribir sobre el caso de Ventakit y sus emprendedores, eso en conjunto detono mi motivación para querer iniciarme en la vida de emprendedor.

Hasta aquí sólo había generado la motivación para querer ser emprendedor, en la siguiente parte de este post, describo como dí el salto.

 

Si crees que puede interesar a alguien más, no dudes en compartir

Related Post

Acerca de este Blog

Soy Samuel Garrido y Rhino 500 es un Blog sobre mis aprendizajes como emprendedor, hablo de desarrollo personal y cómo alcanzar objetivos personales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *