La educación prohibida

La educación prohibida

Hace unos días termine de escuchar el audiolibro Innovadores, los genios que inventaron el futuro, en el escuche sobre Sergei Bring y Larry Page los creadores y fundadores de Google, ambos asistieron a escuelas Montessori se menciona en el audio libro, y hace un par de días leía el libro Un Clic, Jeff Bezos y el auge de amazon.com, en donde se menciona que Jeff Bezos también asistió a un colegio Montessori.

Eso me hizo recordar la película documental “La Educación Prohibida” en la cuál se habla de la educación tradicional en la que nos hemos formado desde ya muchas décadas, y que en su momento sirvió para formar la especialización de la mano de obra que se requirió cuando se empezó con la industrialización y las grandes fabricas, además se habla de lo obsoleto que puede resultar algo que surgio hace más de 200 años para nuestros días. Pero también habla de los métodos de educación alternativa que existen actualmente en el mundo, entre ellos el Montessori.

Es un documental que ayuda a ampliar la conciencia, para mi es un documental excelente del cuál comparto casi todas las ideas expuestas ahí en forma y fondo. Me parece que esa frase que dice los niños son el futuro, habría de re valorarse ya que los niños son el presente, los niños son la mejor oportunidad que tenemos para hacer un mundo mejor, y la educación desde el maternal o Kinder es clave y fundamental para tener un mejor presente mejor y un mejor futuro.

Por lo tanto La Educación Prohibida es un documental que entre más personas lo vean y lo difundan más cerca estamos de crear una realidad mejor en nuestras vidas, la de nuestros niños y todo nuestro mundo. Peter Thiel fundador de PayPal habla sobre como la competencia tiende a destruir todo, en el plano empresarial y en el plano personal. Y si, así es, hagamos un ejercicio y recordemos cuantas veces estuvimos en competencia en la escuela, fuese en el grado que fuese, -Siempre- todo el tiempo estuvimos en competencia, desde esos sellos de un burro dormido que nos ponían en el cuaderno por no hacer la tarea o un sello de un campeón, estrellas de color según tu comportamiento en el kinder, ser mejor que los demás o peor que el resto, o ser un niño promedio o ser un genio, y es que en base a la calificación de un examen te marcaba y etiquetaba tu rendimiento “académico”  y entrabas en la competencia por ser el aplicado de la clase o por ser el más burro de la clase, competías por el cariño de los papás o de los maestros, o de los compañeros pero nunca por el cariño de uno mismo. Y ejemplos tendremos muchísimos, basta con que hagas el simple ejercicio de recordar.

Y la competencia o las duras tareas que tenemos que hacer cuando vamos por educación a las escuelas, es lo que nos hace tener vidas difíciles y duras, llenas de trabajo y dificultad para poder alcanzar la felicidad, son sólo algunos ejemplos de lo que llevamos viviendo por generaciones, sin contar con lo desfasado y obsoleto del método tradicional para educar en masas. En general a pocas personas he sabido que le educaran en finanzas personales, o en emprendimiento, o con clases de desarrollo personal, nutrición y cuidado de nuestro cuerpo, tal vez de mucho nos servirían los cursos de inteligencia emocional o clases sobre como amarnos a nosotros mismos, como amar a la naturaleza o cómo mantener alegre nuestro niño interior y seguir sorprendiéndonos ante la vida y jugando por todo el resto de nuestras vidas como cuando lo hacíamos de pequeños o pequeñas.

Pienso que sería de mucha ayuda educarnos con enfoques más actuales y nuevas formas de educación que nos enseñasen cómo ampliar nuestra conciencia, cómo conocernos mejor nosotros mismos antes de que nos pongan a conocer y memorizar la vida de algún personaje histórico de nuestro país o extranjero, nuevas formas que den importancia a los valores humanos, a la ética, a la espiritualidad en nuestra educación que nos lleven a saber identificar nuestra misión y propósito en la vida y en base a eso saber que es lo que desea cada persona aprender, que disciplinas quieren ejercer, y que cada persona decida que conocimientos tener en su educación escolar y académica. Ayudaría mucho dejar de educar en masa cómo si todos los niños, jóvenes y adultos tuviesen los mismos intereses y propósito en la vida. Es un reto enorme, pero es un reto que es oportunidad de todos para capitalizarlo y es un reto que empieza por cada hogar y cada persona, no sólo responsabilidad de las instituciones escolares y académicas.

Algo más en lo que me hace pensar esta película documental, es que para un niño su actividad primordial es jugar, jugando es como aprenden, mi hijo de 4 años me lo ha venido diciendo: “para mi lo mas importante es jugar papi” y concuerdo con el y me gustaría ver a más niños jugado en su vida todo lo que deseen, (me gustaría ver a los niños jugando sin necesidad de trabajar desde los 4 o 5 años, sin tener que esforzarse haciendo tareas y trabajando como un adulto, sin tener que pedir limosnas en la calle…). Y es que cuando nacemos somos perfectos, y somos perfectos desde que estamos en el vientre de nuestras madres, desde nuestros primeros años sabemos todo lo que tenemos que saber, sabemos ser felices y vivir la vida en el presente, sabemos ser curiosos y podemos aprender cualquier cosa, pero en el paso de la vida vamos olvidando todo, nos vamos auto-limitando, nos anclamos al pasado o al futuro, nos vamos conteniendo, dejamos de creer en nosotros mismos y poco a poco vamos dejando de ser felices y eso que parecía que habría de hacernos mejores personas conforme crecemos, cómo cuando nos dicen: “tienes que ir a la escuela para ser alguien en la vida” resulta ser cuestionable, al menos para mi lo es hoy en día.

Hay tanto para escribir, pero dejo hasta aquí y abajo dejo la película completa, su director German Doin y todo su equipo la ponen a disposición para una libre distribución, además en su sitio web podrás conocer más información http://educacionprohibida.com sobre el documental, incluyendo una sección llamado ¿Qué son las cosas que no se pretenden con este documental? esta sección fue motivada por todos los enfoques diferentes que las personas podemos dar al documental, como es el caso del enfoque mio y del cuál he escrito un poco mis opiniones en este artículo.

Deseo que disfruten el documental y lo compartan a más personas.

 

Si crees que puede interesar a alguien más, no dudes en compartir

Acerca de este Blog

Soy Samuel Garrido y Rhino 500 es un Blog sobre mis aprendizajes como emprendedor, hablo de desarrollo personal y cómo alcanzar objetivos personales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *