prometeo encadenado y lucifer

Porque en terrenos de religión no existe nada nuevo. Casi todo lo que leemos en algún texto religioso o lo que diga algún sacerdote o predicador, es algo que tiene precedente en alguna idea religiosa o corriente espiritual anterior.

Lucifer es, de acuerdo al significado de su nombre, el “portador de la luz,” al igual que Prometeo, el portador del fuego olímpico robado a los dioses y concedido a la humanidad. Al igual que Lucifer, Prometeo actúa en contra de la voluntad de un dios supremo, quien es Zeus, el dios supremo del Olimpo. Aunque la antigua religión haya sido politeísta mientras que la nueva es monoteísta, esto solamente constituye una evolución de los conceptos religiosos en la mente de la humanidad. Las nuevas religiones están basadas en antiguas religiones, como un estudio de religión comparada e historia pueden comprobar. Si esto no nos resulta evidente en primera instancia, es porque es “políticamente incorrecto” para medios comunicativos y estudios religiosos afirmar abierta y públicamente que las nuevas religiones están basadas en viejas religiones, porque los dirigentes de cultos públicos invariablemente pretenden romper con el pasado y conformar un nuevo orden cambiando de nombre y perspectiva a las mismas cosas de siempre.

Cada religión o tradición espiritual en el mundo aporta una perspectiva distinta sobre el mismo conjunto de ideas que forman la memoria histórica de la humanidad respecto a ese tema que es la divinidad. Esa perspectiva o canon religioso mayormente empleado por las distintas facciones políticas-religiosas con fines propagandísticos y menormente usado con la finalidad de ser una representación la verdad y solamente la medida en que esto ayude a la primer objetivo, que es al difusión y posterior adoctrinación.

Otra denominación más antigua de Lucifer es el dios egipcio Horus o Heru, representado por la Estrella de la Mañana, la cual es Venus, el portador de la luz o Lucifer, porque era el astro más brillante que surgía en el horizonte oriente antes de que surgiera el sol en el amanecer, y por lo tanto se le adelanta y se decía que estaba en competencia con él, porque el sol representa a Cristo.

Pocos entre los creyentes de las diversas religiones cristianas saben que el cristianismo es una religión solar, y que casi todas las historias relatadas por el Nuevo Testamento, y varias más del Antiguo, son fragmentos de antiguos mitos solares adaptados a la era de Piscis, que es la era cristiana, iniciada a partir del año 0, en el solsticio de invierno (Navidad) fecha en la que supuestamente nació Jesús el Cristo, no obstante, inexacta, porque esa fecha fue elegida por los fundadores de la iglesia romana para representar el nacimiento de la nueva era inaugurada por el sol en lo que se conoce como la “procesión de los equinoccios” correspondiente a signo de Piscis.

La relación simbólica más inmediata y evidente a esta era de Piscis la constituye la leyenda del Cristo (simbólicamente sol, fuente de la vida) alimentado a su pueblo con tan solo dos pescados (el símbolo de Piscis) y cinco panes (símbolo del signo opuesto en el zodiaco, Virgo, la madre virgen Ceres, cuyo número es el cinco).

Las primeras fuentes de las religiones monoteístas actuales se encuentran en las culturas mesopotámicas y en Egipto antiguo, y de allí a Grecia y Roma gracias al éxodo y diáspora del pueblo israelita y los filósofos griegos iniciados en Egipto… y de Roma a todo el mundo occidental, mientras que oriente siguió otra evolución distinta de exactamente las mismas ideas por medio de las culturas establecidas en la India, en China y Japón por medio de las culturas arias establecidas en el Valle del Indo, que en realidad provenían del Medio Oriente.

Hablando llanamente, se pretende que las religiones sean representaciones literales de dogmas, SOLAMENTE en la mente de las masas públicas, mientras que poseen otro significado más universal y coherente con la diversidad religiosa en la mente de mucho menos personas, las cuales son denominadas “iniciados,” “elegidos,” etc. Esto es así debido a que la religión ha sido históricamente un importante eje de poder político y control social, el cual está comprendido por una masa ignorante de las cosas y una elite minoritaria gobernante.

Si crees que puede interesar a alguien más, no dudes en compartir